José Ángel Preciados
Director general
Ilunion hotels

Comprometidos con la igualdad de género

El turismo ofrece importantes oportunidades laborales a las mujeres tanto para trabajar por cuenta ajena como para que puedan administrar sus propios negocios, pero es una realidad que, a pesar de los importantes hitos alcanzados en materia de igualdad en los últimos años, las mujeres todavía no tienen las mismas oportunidades laborales que los hombres, ni a la hora de encontrar un trabajo acorde a sus méritos, ni a la hora de obtener un reconocimiento profesional por estos. Lograr la igualdad entre los géneros y empoderar a todas las mujeres y las niñas es uno de los objetivos de desarrollo sostenible (ODS) al que, desde el sector del turismo, podemos contribuir activamente.

Siendo el turismo uno de los sectores con mayor porcentaje de mujeres empleadas, las empresas de este sector podemos contribuir de forma directa al logro de esta igualdad. Bien sea participando en campañas de concienciación orientadas tanto a nuestras plantillas como a otros grupos de interés (clientes, proveedores…) o bien reduciendo en nuestras empresas toda fuente de discriminación tanto en el acceso a determinados puestos de trabajo como en el acceso a una retribución justa. Trabajar en este sector permite a muchas mujeres contar con los ingresos necesarios para conseguir una mayor autonomía, aumentando así la posibilidad de acceder al control de los recursos y reforzando sus capacidades.

Pese a que la variedad de puestos de trabajo ocupados por mujeres se ha incrementado ofreciendo un amplio abanico de oportunidades laborales y de emprendimiento, desafortunadamente en la actualidad gran parte de las mujeres que trabajan en el sector del turismo lo hacen en puestos de trabajo pertenecientes a categorías laborales que están peor remuneradas y en las que se precisa menor cualificación. Todavía son muy pocas las que ocupan puestos de liderazgo. Según los datos que aparecen en el estudio «Mujeres en la Alta Dirección en España» presentado en 2015 por el Centro de Gobierno Corporativo de IE, solo 13,4% de los directivos de las empresas españolas son mujeres y el 31 por ciento de las empresas no cuenta con ninguna mujer en la Alta Dirección.

Desde la perspectiva del desarrollo sostenible es indispensable que las empresas cuenten con políticas y formas de actuación que garanticen la igualdad de género. El turismo puede y debería ser un importante impulsor de esta igualdad. Además, dada su influencia a nivel mundial y su importante presencia tanto en países desarrollados como en vías de desarrollo, puede convertirse en uno de los principales promotores de este movimiento y colaborar activamente para lograr la consecución de este objetivo.

Si tenemos en cuenta que en el sector turístico ya trabajan un alto porcentaje de mujeres (44,3% en España según los datos de la EPA año 2015) nuestro reto, más que en incrementar su presencia en nuestras empresas, debería estar en conseguir una mayor calidad y proyección de carrera en estos empleos.

Es imprescindible habilitar los medios necesarios para favorecer la igualdad de oportunidades de forma que las mujeres puedan acceder, en las mismas condiciones que los hombres, a los puestos de responsabilidad existentes, donde aspectos como la maternidad, que desafortunadamente se han utilizado para discriminar laboralmente a la mujer, no representen un obstáculo para acceder a ningún puesto de trabajo, para mantenerlo o para optar a mejoras en el mismo.

Otro aspecto a tener en cuenta es la brecha salarial existente entre hombres y mujeres. Según los últimos estudios realizados por varias entidades, la diferencia salarial entre hombres y mujeres en España, en lugar de mejorar, se aleja de la media europea situándose en valores similares a los de 2002. Como aspecto positivo señalar que el salario de las mujeres en el sector del turismo, según el informe de la OMT publicado en 2012 sobre mujeres en el turismo, parece estar más equiparado al de los hombres que en otros sectores.

En los países desarrollados cada vez existen más leyes que pretenden garantizar la igualdad de oportunidades y derechos de las mujeres, pero lo verdaderamente importante sería aprender a valorar individualmente a cada persona, a apreciar las diferencias y, por supuesto permitirlas, independientemente de su género o de cualquier otra circunstancia. Si de verdad queremos una sociedad igualitaria, debemos empezar por educar en valores de igualdad. Tan importante o más que las medidas legislativas, es impulsar el cambio en los patrones culturales de la sociedad. En este sentido, son de agradecer todas aquellas medidas orientadas a conciliar la vida laboral y familiar de los empleados.

En Ilunion Hotels somos muy sensibles a cualquier tipo de discriminación. Trabajamos no solo con el objetivo de generar beneficios económicos, sino también con el objetivo de contribuir a que el mundo sea más justo. Además de comprometernos con la integración de las personas con discapacidad en nuestra sociedad, en el año 2008 quisimos comprometernos con “la igualdad de derechos y oportunidades para las mujeres”. Para llevar a cabo este propósito diseñamos e implantamos un Plan de Igualdad que nos hemos propuesto revisar y mejorar a lo largo de este año.

Es importante reseñar que en nuestro plan de igualdad está incluida toda la plantilla. Se trata de un conjunto de medidas y de acciones, que no se diseñó pensando exclusivamente en las mujeres, ya que pretende integrar el principio de igualdad desde todos los ámbitos, no solo el de género.

Aunque todavía nos queda mucho camino que recorrer, todos los avances en este sentido nos ayudarán a conseguir una sociedad más digna y más justa.

Diálogos en clave ODS
Ilunion Hotels – Renfe

Buenas prácticas
Ilunion Hotels