Jelena Novakovic
Consultora Senior – Turismo y Ocio

Horwath HTL Spain

 

Según los últimos datos del sector, España se está posicionando como una autentica potencia del turismo mundial. Así mismo, vemos cada vez más cerca una transformación del sector turístico español, de su forma de ser y de sus acciones en destino, tanto en maduros como emergentes, en el territorio nacional. Durante mucho tiempo, la costa española ha atraído y sostenido el interés del viajero nacional e internacional, y sin duda, seguirá haciéndolo durante mucho tiempo más debido a su belleza natural y la diversidad cultural. No obstante, las imágenes de un turismo masivo y las subsecuentes muestras de turismofobia en zonas turísticas tradicionales, dejan claro que el modelo de gestión turística ha de cambiar pronto y considerablemente, para seguir generando el orgullo y el bienestar del destino en el que opera.

Parece que en un intento de crear y gestionar destinos que ofrecen de todo para todos, se ha diluido el valor singular de ciertos destinos en España, ocasionando toda una serie de efectos no deseados en las comunidades locales en las que tiene lugar la actividad– perdidas de biodiversidad, autenticidad cultural, espacios naturales, economía local y más. La inminente transformación turística que se avecina, ha de reconocer estos nuevos desafíos y de responder con una propuesta reformadora a los retos que condicionan el bienestar de los destinos españoles, sus residentes, así como la sostenibilidad de este importante sector económico en España. Hay que personalizar los destinos españoles, devolviéndoles su brillo y calidad singular a base de un tejido cultural y natural, local y único. Solo entrelazando la calidad del destino con el bienestar de sus residentes, se asegurará el impacto socioeconómico y medioambiental deseado por todos. Y serán únicamente los destinos (re)diseñados, con un producto y oferta turística de alta calidad, los que podrán proyectar y sostener su estructura y su atractivo en un sector cada vez más competitivo y dinámico.

El emprendimiento social y turístico ofrece inmensas oportunidades para el aumento de la calidad de la oferta de un destino. El turismo, gracias a su carácter transversal y el alcance de su cadena de valor, es especialmente apto para el desarrollo de la actividad emprendedora y social. La existencia de emprendedores turísticos o contribuyentes a la oferta turística potencia la autenticidad y la sostenibilidad del destino. Son precisamente estos negocios los que contribuyen a un crecimiento turístico sostenible y basado en la comunidad, con mejor y mayor proyección de impactos positivos a largo plazo, como pueden ser la innovación, inclusión social, igualdad de género, estabilidad y la calidad de empleo.

A su vez, estos impactos potencian la creación de nuevas dinámicas en la relación del destino y el viajero. Se construye una mejor oferta con un producto y servicio turístico de calidad, propio del destino, con infinitas posibilidades en turismo gastronómico, enoturismo, turismo de naturaleza, de aventura, turismo cultural, histórico y otros. Una oferta singular crea experiencias únicas y atrae mercados específicos, que permiten mejor planificación y tailoring de ofertas futuras. La estructuración de la oferta turística a base de incentivos de emprendimiento, y más aún, de un tipo de emprendimiento que integre dentro de su modelo de negocio, la respuesta a las necesidades sociales de la comunidad, es una inmensa oportunidad para el destino y su sostenibilidad. En áreas rurales, donde la oferta turística suele estructurarse creando microdestinos, esto se vuelve aún más importante debido al alto grado de vulnerabilidad social, económica y medioambiental en estas zonas. 

En España ya existen varias iniciativas de emprendimiento turístico, y muchas de ellas han intentado consolidarse como iniciativas de impacto social reconociendo la importancia de crear valor en las comunidades en las que operan más allá de actividades de responsabilidad corporativa. Son las empresas de ecoturismo, turismo sostenible y/o responsable; y cada vez son más. Sin embargo, operan sin una estructura de soporte institucional significativo a nivel del destino que apoyaría e incentivaría el aumento y el crecimiento de este tipo de iniciativas. El reconocimiento y el apoyo a las iniciativas de emprendimiento social turístico sigue siendo una tarea pendiente e importante a facilitar en los destinos españoles para consolidar la sostenibilidad y el posicionamiento de la marca de España.

En Horwath HTL Spain, como consultores turísticos, reconocemos nuestro rol y nos complace hacer nuestra aportación en apoyo a las iniciativas de emprendimiento turístico y social a través de nuestros trabajos y las relaciones estratégicas en el sector.

 

Jelena Novakovic,

Consultora Senior – Turismo y Ocio

Horwath HTL Spain

Buenas prácticas
Horwath HTL Spain