José Luque
CEO
Fuerte Hoteles

Eficiencia energética y ahorro en el consumo

Parece mentira como el mundo evoluciona. Los avances tecnológicos, las comunicaciones, los transportes… Estamos asistiendo a una auténtica revolución en directo. Pero como ya se sabe, todo avance puede implicar también unos “efectos secundarios”, sobre todo cuando de nuestro planeta se trata.

Y es que uno de los principales efectos indirectos de esta evolución es el archiconocido “Cambio climático”, proceso a tener muy en cuenta pues está sucediendo y estamos ya sufriendo sus consecuencias.

¿Qué podemos hacer?

Digamos que su remedio podría ser relativamente sencillo. La eficiencia energética y el ahorro en los consumos, sobre todo en cuanto a combustibles fósiles, podrían ser dos soluciones muy  efectivas. Ahora bien, la dificultad viene cuando grandes empresas (las cuales son responsables de la mayor parte de este problema) tienen que aplicar soluciones para tratar de que su impacto en el entorno sea menor.

En el caso concreto de Fuerte Hoteles, hemos diseñado un plan de reducción de nuestro consumo energético para todos nuestros establecimientos. En nuestro camino hacia la eficiencia energética y la reducción de nuestros impactos, hemos querido relacionar este proyecto con los Objetivos de Desarrollo Sostenible y los 10 principios del Pacto Mundial, al cual nos adherimos hace unos meses escasos. En concreto, nos alineamos con el ODS 13, denominado “Acción por el Clima”, con varias de nuestras acciones, destacando principalmente el proyecto de sustitución de luminarias tradicionales por bajo consumo y tipo LED.

Durante los tres años que llevamos implantando progresivamente este proyecto, hemos notado una disminución importante de la energía eléctrica consumida y nuestro objetivo no es otro que llegar al 100% de la sustitución de todas las luminarias de nuestros 6 establecimientos hoteleros por luces tipo LED.

Actualmente, para medir estas reducciones de consumo usamos el indicador “Huella de Carbono”, el cual nos da una idea precisa de cuánto estamos disminuyendo nuestro impacto. Y podemos decir que los últimos registros hablan ya de una reducción de nuestra huella de un 8,55%.

En nuestros hoteles la huella de carbono y la huella ecológica se calculan de forma mensual, con el fin de analizar la tendencia de consumos englobados en estos indicadores. Para su cálculo recogemos los consumos de agua, energía eléctrica y combustibles fósiles (gasóleo y propano), principalmente, ya que son los más relevantes en este indicador y los expresamos por cantidad de clientes para poder tener una comparativa entre diferentes épocas del año. La huella de carbono, que indica básicamente la cantidad de gases de efecto invernadero que hemos emitido a la atmósfera derivada de nuestra actividad, la expresamos en Kg de CO2 por cliente.

Aplicando Turismo Responsable

Nuestro modelo de gestión siempre ha estado basado en la práctica del Turismo Responsable. Esta forma de hacer turismo se encuentra tan alineada con nuestra filosofía de gestión sostenible que podemos decir que es uno de nuestros principales valores.

Así es como Fuerte Hoteles ha conseguido estar siempre a la vanguardia de la sostenibilidad, consiguiendo premios a nivel local, nacional e internacional asociados a una gestión ambiental que llevamos aplicando a nuestros hoteles desde hace décadas. Y es por esto que adaptarnos al Pacto Mundial de las Naciones Unidas con sus objetivos y compromisos no ha supuesto demasiados cambios para nosotros, ya que los objetivos que se persiguen mediante este pacto encajan a la perfección en nuestra manera de entender una gestión empresarial sostenible.

En definitiva, estamos muy contentos de habernos adherido a este compromiso, el cual supone un nuevo reto de mejora para nuestros alojamientos y, por supuesto, una manera más de aportar nuestro granito de arena al cuidado de nuestro planeta. Mediante una relación recíproca con esta entidad seguiremos tratando de innovar e intentando trabajar más eficientemente para reducir los impactos derivados de nuestra actividad.

Buenas prácticas
Fuerte Hoteles