Adolfo Utor
Presidente de Baleària

 

El compromiso de Baleària con los ODS

El cambio de siglo ha transformado el mundo. Citando al filósofo Zygmunt Bauman, hemos entrado en los tiempos de la modernidad líquida. Un nuevo paradigma. Lo duradero pasa a ser efímero, todo se ha acelerado, nada va a ser igual. Diferente no significa peor ni mejor. Pero hay que saber adaptarse a esta nueva era, como individuo y como empresa.

Yo, como empresario, soy optimista. Creo que la tecnología, la innovación, la inteligencia artificial y el protagonismo de las empresas sostenibles van a traer progreso, justicia, igualdad de oportunidades y paz.

Las empresas estamos y estaremos obligadas a reinventarnos; a crecer de manera cada vez más responsable, sostenible e inclusiva. A mejorar nuestros retornos a la sociedad, reduciendo el impacto ambiental de nuestras actividades. Y ello, por pura supervivencia.

En Baleària operamos con esta la filosofía. Creemos que ser honestos es rentable. No basta con ser una compañía responsable; debemos hacer negocios igualmente responsables. Nos lo exigimos desde la cultura de las tres C: por convencimiento (creemos en ello), por coacción (nos lo exige la sociedad) y por conveniencia: estamos seguros que cuanto más parecidos seamos al mundo que nos rodea, más competitivos y rentables seremos.

El compromiso de Baleària con el Pacto Mundial de las Naciones Unidas y los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) es una continuidad lógica de esta actitud de progreso, como decidida expresión de nuestro sistema de valores. Por ello hemos aceptado de manera natural el reto de las Naciones Unidas para poner nuestra eficiencia, creatividad e innovación locales al servicio de los ODS globales.

Para nosotros la responsabilidad social corporativa (RSC) no está después de la cuenta de resultados sino antes; ayuda a mejorarlos. Y con este convencimiento actuamos. Y de esta manera, hemos incorporado los ODS en el cuadro de mando que nos guía hacia el modelo de empresa ciudadana y responsable que queremos ser.

La ecoeficiencia es uno de los ejes estratégicos de Baleària. Uno de los ejemplos más claros de nuestro compromiso con el medio ambiente y de la vinculación de nuestra responsabilidad social corporativa con los Objetivos Mundiales.

Creemos que se puede luchar contra el cambio climático y a la vez ser más competitivos. Por eso apostamos por el concepto de smart maritime, mediante la construcción de barcos y estaciones marítimas inteligentes y ecoeficientes, y por el Gas Natural Licuado (GNL) como combustible, ya que permite reducir los costes y a la vez minimizar las emisiones contaminantes. Baleària ha sido pionera en el uso del gas natural licuado con la puesta en marcha de un motor auxiliar en el ferri Abel Matutes (que opera la ruta entre Barcelona y Palma de Mallorca), con el que conseguiremos una reducción significativa de las emisiones anuales. Hablo de cerca de 4.000 toneladas de CO2, 60 toneladas de óxido de nitrógeno NOx y 6 toneladas de óxido de azufre SOx menos, además de la eliminación de partículas.

Con esta y otras políticas de sostenibilidad hemos mejorado el Índice de Ecoeficiencia (menos emisiones por milla navegada) en 2016 respecto al año anterior, aun recorriendo un 13% más de distancia.

Además, en nuestra apuesta por el uso del gas licuado ya hemos proyectado la construcción de tres buques inteligentes, que serán los primeros del Mediterráneo propulsados por GNL. Estos buques permitirán reducir el impacto ambiental disminuyendo un 25% las emisiones de dióxido de carbono (CO2), un 85% las de óxido de nitrógeno (NOx) y eliminar las emisiones de azufre y las partículas.

En Baleària también estamos convencidos de que podemos ser más competitivos a la vez que reducimos las desigualdades. Queremos ser una empresa inclusiva e intercultural, que se parezca al máximo a los entornos locales donde operamos y al mundo global donde nos movemos. Con nosotros trabajan personas de más de 37 nacionalidades. Y con ellos y con el resto de los trabajadores hemos asumido el desafío de procurar su empleabilidad y desarrollo profesional. El 83% de nuestra plantilla ha participado en procesos de formación; tenemos nuestra propia academia, la Escuela de Empresa Baleària (EdEB), para favorecer la actualización continua de conocimientos, y desde ella hemos lanzado acciones estratégicas como el Programa de ‘Personas que dirigen Personas’, con el que pretendemos optimizar la productividad, la eficacia en la gestión y las relaciones entre mandos y trabajadores.

En definitiva, con esta apuesta por los ODS y la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, en Baleària compartimos una vez más una convicción: que para acertar en el camino se tiene que mirar lejos, pensar en todos y a lo grande.

 

 

Adolfo Utor,

Presidente de Baleària

Buenas prácticas
Baleária